Search
  • armmdlg

4. ¿Y el alumno perfecto?

4. ¿Y el alumno perfecto?


En el blog anterior escribía sobre las cualidades más importantes en un “vocal coach”. Hoy, que por cierto festejamos por lo menos en México, el día del maestro; me gustaría escribir sobre lo que sería el regalo soñado por todo maestro: un alumno perfecto. Claro está, que la perfección no existe y que realmente a lo que me refiero es a la excelencia.


Un excelente alumno, de la mano de un excelente maestro, conseguirán en definitiva formar un equipo brutal. Lo que buscamos, es crear ese círculo virtuoso de retroalimentación mutua, que nos lleve a lograr que la suma de las dos partes, sea mayor que las partes involucradas. No es que intente ser rimbombante con todo esto, realmente creo que cuando ambas partes ponen todo de sí, se crea magia. Entiéndase por magia, resultados extraordinarios.


En este párrafo, seré más práctico, quizá a lo largo de estos textos ya te has dado cuenta que tengo dos personalidades muy marcadas, bueno pues, ahora hablaré usando esa personalidad práctica. Si a mí, como maestro de canto, me preguntaran por el aspecto más importante que un alumno debe poseer para lograr cosas sobresalientes, respondería que es: la práctica. Esto, asumiendo que el alumno ya cuenta con lo que consideramos “básico” para que todo funcione. (interés, receptividad, habilidades musicales básicas y un instrumento sano)


¿Por qué la práctica? Porque la práctica es: hacer. Tenemos que “hacer”, tenemos que ponernos en acción, de nada sirve el conocimiento teórico por sí sólo; vamos, ningún resultado obtendremos por el simple hecho de saber más. La acción (la práctica), es un factor que multiplica tus resultados, es decir, si hay cero acción; habrá cero resultados. Existe, incluso, una teoría que sostiene que para conseguir la maestría en alguna disciplina, debemos dedicar al menos 10,000 horas de nuestro tiempo a practicarla. Yo agregaría que además, es necesario que esa práctica esté muy bien enfocada.


La segunda cualidad que destacaría como importante en un alumno, es la persistencia. Alguien que no esté dispuesto a fallar, a avanzar poco a poco, a toparse 30,000 veces con la pared o a lidiar con la frustración; no está, por consiguiente, dispuesto a someterse a lo necesario para ser un gran cantante. Este viaje está lleno de eso, sobrarán decepciones y “fracasos”, pero lo que hace la diferencia es: cómo percibe cada persona estos sucesos. Dentro de cada “fracaso” existe una maravillosa semilla de oportunidad, de aprendizaje, de experiencia… Tan es así, que en lo personal, me resulta difícil pronunciar esa palabra que empieza con la letra “f”, prefiero identificarlo como un resultado diferente al que esperaba, y que me va a enseñar mucho, si lo veo desde la óptica correcta.


Ahora, que ya tienes cierta información sobre el maestro que debes de buscar, te toca a ti prepararte para ser el tipo de alumno ideal, aquel que te permitirá exprimir hasta la última gota de tus clases. Terminaré este capítulo dejando claro que considero aún más importante el rol del estudiante, que el del maestro. Los excelentes estudiantes aprenden hasta de las peores personas y situaciones. Por último, te pido que como alumno nunca des nada por hecho, no creas todo, cuestiona, cuestiona y vuelve a cuestionar. Si algún día nos topamos en un salón de clases, ya sea físico o virtual, atácame por favor con preguntas afiladas y, duda de mí en todo momento. Te lo agradeceré mucho, pero tu voz lo hará aún más.

16 views

© 2018

 Méndez Music Studio. Todos los derechos reservados. Iconos de Flaticon.es

  • w-facebook
  • w-youtube