Search
  • armmdlg

2. Comienzo a andar

2. Comienzo a andar


Como les comentaba en el blog anterior, es definitivamente cierto, que un momento que marcó mi desarrollo vocal, fue cuando comencé a recibir clases de canto con mi primera maestra. Es interesante observar que aunque yo ya había recibido, de diferentes fuentes gran parte de la información que ella me compartió, verdaderamente, no es lo mismo. ¿Por qué? Porque normalmente los emisores de esta información sólo redactan, empacan y envían la información. Con mi maestra recibía una explicación, primero entendiendo de dónde partíamos, luego comprendiendo cuál información era más relevante para lograr mi avance en ese momento.


Recuerdo que cuando yo no comprendía algo, ella me lo repetía de manera distinta, y a los varios intentos de hacerme entender, parecía como si ella, comenzara a su vez a comprender cómo yo podía aprender mejor. Luego, cuando parecía que yo captaba la información de forma correcta, aún faltaba ponerlo en práctica y repetir mucho. Ella también estaba pendiente de eso.


En el camino que recorrí de la mano de la maestra “N” yo creo que avancé en prácticamente todos los aspectos de mi voz. Hoy entiendo varias cosas: desde el momento en que empiezas a reservar espacios en tu agenda para dedicarlos a tu voz, estás destinado a mejorar. Cuando decides que alguien más te va monitorear y te dará su punto de vista, y además ese alguien es un profesional con experiencia, estás automáticamente condenado a ser mejor. Cuando además, tu compromiso personal con el canto contiene ese elemento mágico que llamamos pasión, inevitablemente te vas a destacar, de una ú otra manera.


¿Y qué es la pasión? Es la que te tiene viendo tutoriales de canto en la computadora hasta altas horas de la noche. Es la que tiene intentando esa línea o ese riff, literal, cientos de veces hasta que lo puedes hacer mejor. Es la que te hace rechazar esa bebida helada en aquel momento en que se te antojaba, pero tu sabías que probablemente no le haría bien a tu voz. Es esa que acalla todas las voces que te dicen que cantar no te llevará a ningún lado o peor aún, que se burlan de tus objetivos musicales. Es esta, la que te tiene aquí leyéndome, la que me tiene a mí escribiéndote, la que compartimos y si así lo decides, seguiremos compartiendo. Porque una cualidad de esta pasión, es que se puede contagiar, compartir y multiplicar.


Me gustaría concluir de una manera muy práctica. Recibir información por parte de mi maestra sumó mucho en mi desarrollo, pero el proceso de coaching al cual me vi expuesto, provocó un avance exponencial en mi voz. Todo ese proceso activo de retroalimentación reveló de manera muy rápida el potencial que guardaba en mi joven cuerpecillo… en mi voz.


Te lo digo de una manera muy directa, si quieres ser el mejor cantante que tú puedes ser, consigue cuanto antes un “vocal coach” y, hazte el grandísimo favor de buscar uno que sea bueno en lo que hace. En el siguiente blog te daré información útil para poder cumplir con lo antes mencionado.

37 views

© 2018

 Méndez Music Studio. Todos los derechos reservados. Iconos de Flaticon.es

  • w-facebook
  • w-youtube